RUGBY FEMENINO,SI, POR SUPUESTO...

08th November 2017 - General -

Cuando mantengo una conversación sobre mi trabajo y sale en la conversación la palabra "rugby" acompañada de "femenino", las caras suelen mostrar una mezcla entre sorpresa e ignorancia. Y mi respuesta es siempre la misma: si, rugby femenino, por supuesto.

Si para dar a conocer un deporte minoritario como es el rugby se necesitan  años y años de trabajo, los que hay detrás de cada club o de cada federación, los medios de comunicación  también desempeñan una labor muy importante.

Los fotógrafos somos otra pieza fundamental. Nuestras imágenes ayudan a que se de a conocer éste y otros deportes. Y las redes sociales han potenciado el valor de estas imágenes.

Hace ya tiempo que una buena amiga me comentó que los medios de comunicación debíamos volcarnos en dar a conocer el deporte femenino, rugby femenino concretamente. Una semilla que germinó cuando se cruzó en mi camino el Mundial de Rugby de Irlanda 2017. Alhambra Nievas fue la que me habló de la importancia de dar visibilidad al rugby femenino y siempre supe que esa conversación, de aquella mañana en el Pepe Rojo, no iba a caer en saco roto. 

La posibilidad de estar y trabajar en un Mundial no iba a ser fácil.

Las redes sociales fueron una vez más mis grandes aliadas. Un programa de radio, "Villanos y Caballeros", se hizo eco de mi proyecto en mi primera entrevista. Twitter comenzó a dar vueltas y más vueltas con el post del programa.

Facebook fue el siguiente paso. Una petición de patrocinio empresarial hizo que mis contactos se interesasen por mi proyecto. Y en menos de una hora, tenía una empresa interesada y varios contactos pidiendome mi numero de cuenta.

Nathalie Sánchez con una generosidad impresionante, una campaña de crowdfunding, de Procumedia Gestión de Conflictos, con Nuria y Gloria luchando como leonas, mi revista, "Veintidós, desde línea de 22", Rugbier, Eliseo  Patrón y las jugadoras de la Selección y decenas de personas  me ayudaron de una u otra manera. Consejos, direcciones, acreditaciones. Apoyo moral, afectivo y economico.

 

Todas las ayudas fueron fundamentales y necesarias. Y las "no ayudas", también.


En dos meses preparé mi proyecto y el 8 de agosto de 2017 me fui a Dublin.

 

IMG_0009 (Copiar)